Reformas de pisos

 
Realizar reformas de pisos en Barcelona es algo cada vez más común ya que son muchos los que deciden darle una segunda vida a su vieja casa en lugar de comprar otra nueva o que se lanzan a la aventura de su primera vivienda adquiriendo un apartamento económico que puedan reformar por una cantidad de dinero no muy elevada.

A veces, reformar un piso antiguo es una elección estética ya que se trata de casas con un emplazamiento singular, con una fachada muy especial o con una distribución que los apartamentos que se construyen ahora ya no tienen. Reformar la casa permite convertirla en lo que realmente queremos de una manera que un piso nuevo no nos permite hacer.
Contrariamente a la idea que muchas personas tienen, realizar una reforma de pisos en Barcelona es más económico de lo que se piensa y, gracias a las facilidades de pago que se ofrecen, se trata de una obra al alcance de la mayoría. No hay pues que tener dudas a la hora de acercarse a una empresa de reformas y solicitar un presupuesto. Además, unos buenos profesionales, pueden dar ideas muy económicas y sencillas para realizar arreglos conforme al dinero que cada uno se puede permitir gastar, consiguiendo en muchos casos satisfacer las necesidades del cliente con propuestas diferentes y más asequibles que las que este llevaba en mente.

Cuando se trata de apartamentos no demasiado antiguos que no tengan necesidad de obras profundas, unas pequeñas obras pueden ser suficientes para que el piso adquiera otro aire. Renovar la cocina y el baño son las reformas de pisos en Barcelona más habituales, ya que muchas veces el resto de la casa tan solo necesita una mano de pintura y una nueva decoración para lucir en todo su esplendor. Esta opción es también una de las más escogidas por personas que llevan tiempo viviendo en sus pisos y quieren renovarlos estéticamente, pero no necesitan obras de calado tales como el cambio del sistema eléctrico o las tuberías centrales.

En el caso de los edificios más viejos, la reforma puede ser mucho más profunda, precisando cambiar las puertas, los suelos, las ventanas o incluso modificar los tabiques internos de la vivienda, renovando tuberías y cableado. Se trata en este caso de reformar pisos en Barcelona de una forma mucho más completa consiguiendo darle un aspecto totalmente diferente a la casa y revalorizándola notablemente. Este tipo de reformas de pisos en Barcelona precisan de un trabajo mucho más concienzudo y de un buen diseño de interiores para que todo quede de acuerdo con los deseos del propietario.

Lo que más asusta cuándo se afronta una reforma integral, aparte del precio, son las temidas demoras en los plazos. Algunas empresas subcontratan todos los trabajos, encargándose tan solo del diseño de la obra y de coordinar a las diferentes empresas que trabajarán en la misma. Sobre el papel las cosas pueden parecer perfectas, pero un pequeño retraso de la empresa de albañilería puede hacer que la empresa de pintura ya no tenga fechas libres y haya que esperar. Y lo cierto es que este tipo de imprevistos rara vez no se producen.

La manera de evitar todo esto es contratando a una empresa que realicen ellos mismos todos los trabajos necesarios y exigir por escrito un plazo de finalización, quedando claramente especificada en el contrato, las indemnizaciones a percibir en caso de que no se cumplan. Esta precaución evitará muchos problemas y garantizará que todo esté listo en el momento en que se suponga que debe de estarlo, sin malas experiencias ni discusiones.

Reformas de pisos

Hoy es un buen día para reformar

Pedir Presupuesto