Blog

El estilo Provenzal, en el interior de un apartamento en la ciudad

En nuestra vida, cada día hay más y más ajetreo en la ciudad. Cada vez más desgarrado y rápido es nuestro ritmo de vida, como si fuera que circulamos por la vía principal en la hora punta: un arranque, un atasco, y aceleramos de nuevo… Cada vez más personas sueñan en salir de las garras urbanísticas de acero, las cuales nos tienen cogidos a presa de muerte, y ni siquiera piensan en dejar salir a alguien de sus redes. Estar más cerca de la naturaleza por lo menos en su casa, es un deseo, y el estilo Provenzal en el interior le ayudará al cumplirlo. El origen del estilo provance1 Inicialmente Provenza es una provincia del sur de Francia. Aquí se ven unos espléndidos paisajes, un lúcido mar azul y un sol caliente. La cocina de Provenza usa multitud de especias, las cuales se unen en conjunto, bajo el nombre de “Hierbas provenzales”. Y en conjunto todo esto forma el Estilo provenzal en el interior. Este estilo provincial representa uno de los estilos más acogedores, el cual llega a ser tan acogedor gracias al mínimo de detalles. El estilo surgió en el siglo xix en esa misma provincia de Francia, situada en la costa pintoresca mediterránea. Sin embargo su nacimiento duró bastante tiempo, en el transcurso de varios siglos. Es posible que precisamente esta cualidad suya esté relacionada con la opinión de que el Estilo provenzal debe ir apareciendo en el interior poco a poco, almacenando los correspondientes detalles, y no puede ser creado en sólo unos días. A muchos artistas y personas conocidas Provenza les da cálidas sensaciones. Esta forma en múltiple reflejo de esta región la podemos encontrar en los cuatros de Matisse, Picasso, Cézanne y Van Gogh. Los colores y los materiales del estilo Provenzal provance2 En primer lugar hay que destacar que en este estilo es muy fácil pasarse en los detalles. Este no es un tipo de interior donde puede haber algo “demasiado”, así que sí ha decidido recrear la provincia de Francia en su apartamento, debe prestar mucha atención y tener mucho cuidado con la selección y la combinación de elementos. Creando la base para el estilo es muy fácil decorar las paredes de la casa con los colores y materiales deseados. Todo lo que necesita, es crear una sensación de abandono y un poco de pobreza, para que su casa se parezca más a una casa en una aldea del siglo pasado, y no a una vivienda moderna. Lo reflejarán bien unas superficies desgastadas de los muebles, que tienen que ser viejos, unas paredes con enlucido irregular y áspero, revestimiento descolorido, vigas de madera en el techo. Muchos consideran que el estilo provenzal se centra en los colores pastel, pero la verdad es que no es así. Nos centramos en los colores, que parecen descoloridos. Como si fuera que este interior ya pasó su segunda década y el brillante sol, entrando por las ventanas, cumplió su misión. Para alcanzar este efecto podemos usar colores blancos, color leche, beige, oliva, color lavanda, olas marinas, ocre, amarillo pálido, color terracota. Muebles y accesorios Provenzales provance3 Los muebles para el interior en estilo Provenzal unen en sí dos peculiaridades: por una parte son muy sencillos y sin maneras rebuscadas. Incluso podemos decir que son en algo primitivos. Por otra parte no son muebles de trabajo en serie – están hechos por encargo. Asimismo siempre encajará en el interior una silla de mimbre. También vale la pena recordar una simple regla: todos los objetos en la casa deben ser de materiales naturales. Las macetas es mejor que sean de cerámica decorada al barro, pero sin exageración: una flor o planta grande será bastante suficiente para la habitación. Y con el fin de cumplir plenamente con la imagen creada, complete la cama o la mecedora con una manta hecha a mano de lana natural.